LOS FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS Y LA CREATIVIDAD EN EL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

POR  Marco Antonio ROCA para MD Latino

CONCEPTO DE EPISTEMOLOGÍA:

Según Byron, Brown y Porter (1980) “la epistemología es la teoría filosófica que trata de explicar la naturaleza, las variedades, los orígenes, los objetos, y los límites del conocimiento científico”.

Vemos en la definición anterior que la epistemología es una teoría filosófica y la filosofía nos habla de cuestionamientos; la definición nominal de ésta nos dice que proviene de dos palabras griegas: “philos” y “sophia”, cuyos significados son “amor” y “sabiduría” respectivamente, deducimos entonces que es concretamente “amor a la sabiduría”.

BASES PARA LA PRÁCTICA PROFESIONAL DEL ESPECIALISTA DEPORTIVO:

Según Toni Nett; “un entrenador debe poseer conocimientos de anatomía, cinesiología, fisiología del deporte, biomecánica, medicina deportiva y psicología y asimismo física, estadística, matemática y computación, además deberá estar al día en los conocimientos profesionales” (Toni Nett; en Yuri Verkhoshanski: 2002, p 25).

La falta de conocimientos, como los mencionados por Nett, constituyen una gran limitante para el desarrollo integral del deportista, si bien el entrenador, en el mejor de los casos, cuenta con un equipo de especialistas, es necesario que éste conozca por lo menos las bases elementales de cada área de desarrollo para tener un mejor control de la preparación, ¿cuanto más conocimiento deberá tener un entrenador al cual se le ha dejado como “todólogo”, a pesar de no ser esto lo ideal?

Hoy en día el entrenador que desconoce los aspectos fisiológicos de su método se convierte en un peligro para el deportista, tanto en lo que respecta a resultados como a su salud” (Toni Nett; en Yuri Verkhoshanski: 2002, p 13)

entrenador personal, entrenamiento en gym, que es un entrenador de gym, coach sports, bodybuilding coach

 

Verkhoshanski nos dice que este comentario fue hecho por Toni Nett en la década de los sesentas, recordemos que en aquel entonces la teoría moderna del entrenamiento aún no estaba establecida como tal, sin embargo, lamentablemente aún se siguen pasando por alto muchas de las ciencias en las cuales encuentra su base el entrenamiento deportivo.

“Aquí no vale conformarse con la práctica amateur y tolerar los errores, pues lo que está en juego es la salud de una persona” (Verkhoshanski, Y: 2002, p 13). Cuando Verkhoshanski habla de la práctica amateur, por supuesto se está refiriendo a la práctica del entrenador.

Como entrenadores tenemos que profesionalizar nuestro trabajo para obtener los mejores resultados posibles, y antes que nada cuidar ante todo la integridad del entrenando sin importar su relevancia en cuanto a alcance de objetivos competitivos; si bien el deporte de alto nivel competitivo, y algunos otros por su naturaleza no tienen como principal objetivo la salud, y en algunos casos van en detrimento de ciertos factores relacionados con la misma, esto no significa que el entrenador no pueda y deba minimizar en la medida de sus posibilidades este tipo de daño causado por el entrenamiento.

Recordemos que el solo hecho de entrenar ya implica un daño a diferentes órganos y sistemas a diferentes niveles según su naturaleza, lo cual implica parte del proceso de la progresión  del atleta, pero si el entrenador es capaz de minimizar estos daños, no sólo logra cuidar la integridad del atleta, sino que hace eficiente el tiempo del entrenamiento, lo cual puede traer consigo varias ventajas.

CONCLUSIÓN:

Todo se resume en la necesidad del especialista por conocer a fondo su área sea cual sea, tal conocimiento no lo es todo por supuesto, ya que este concepto (conocimiento) se consuma en el momento de su aplicación, sin embargo tiene la facultad de abrir el panorama a la hora de la práctica, saber decir el por qué, y no sólo el cómo, nos dará como resultado un “cómo propio” y sustentable, y tal vez único.

Depende de nosotros minimizar el margen de error durante la preparación de los atletas, no sólo por progreso de la ciencia del entrenamiento o propia como profesionales, sino también porque  trabajamos con atletas, deportistas de diferentes niveles, poblaciones especiales, etc., de los cuales en muchas ocasiones por la costumbre de llamarlos así, pareciera que nos olvidamos que también son seres humanos.

un buen entrenador

DennisWofl