CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN ENTRENADOR DEPORTIVO

 

Seminario Omega Team

 

“La satisfacción comienza con el esfuerzo, uno termina por sentirse mejor en la medida que lo intenta…”

 

POR Carlos Alamilla, [email protected]

 

La profesión de preparador físico es sin duda una de las más nobles, así como el médico se encarga de curar, el entrenador deportivo realiza una labor preventiva ayudando a mantener la salud y mejorar las condiciones físicas del organismo.

 

La tarea del entrenador deportivo consiste en saber guiar a los usuarios para tener las metas que ellos mismos se hayan planteado, no en los gustos o intereses del propio entrenador.

 

El entrenador deportivo debe cumplir con una serie de requisitos mínimos de capacitación y ética profesional, además de considerar que tiene en sus manos la salud o incluso la vida de personas que en muchos casos, por falta de conocimiento, confía en él sin reserva alguna.

 

A continuación voy a mencionar algunas reglas básicas que debe cumplir un verdadero entrenador deportivo:

 

1.- Conocimiento

2.- Honestidad

3.- Aptitud y actitud

4.- Motivación

5.- Presencia

 

1.- CONOCIMIENTO:

 

La primer regla básica que debe cumplir el entrenador deportivo para alcanzar el éxito, es la obligación  de capacitarse de la mejor manera en temas como anatomía, fisiología, biomecánica, metodología, psicología, etc., sólo de esta forma podrá brindar el mejor servicio y ayudar verdaderamente a la consecución de metas y objetivos de sus pupilos.

 

Por desgracia, el desprestigio del que esta actividad es objeto, es consecuencia de la improvisación de  tantos disque entrenadores, que sin escrúpulos diseñan “programas” de entrenamiento e incluso proporcionan dietas sin tener capacitación ni bases científicas para poder hacerlo, de la noche a la mañana pretenden convertirse en súper instructores y nutriólogos sin tener los estudios pertinentes.

 

2.- HONESTIDAD:

 

No sólo quiere decir que hay que reconocer la propia capacidad, sino que además no se debe engañar a quien paga por nuestros servicios. Desde el momento en que se realizan las evaluaciones preeliminares (que todo entrenador debería realizar) y se marcan  objetivos, hay que ser los suficientemente honestos para decirle a la persona: tu estado actual es éste y tus posibilidades reales son éstas.

 

Honestidad significa no hacer falsas promesas como: “Vas a bajar 20 kilos en 15 días o no te preocupes en 6 meses vas a estar como Arnold”.

 

3.- APTITUD Y ACTITUD:

 

La gran mayoría de los entrenadores llega a esta actividad por circunstancias totalmente ajenas al proceso normal, esto quiere decir que en vez de estudiar y prepararse para luego dedicarse a trabajar formalmente, empiezan conociendo poco o nada y sobre la marcha toman cursos o leen en revistas lo que consideran que es la información necesaria para ser “grandes entrenadores”.

 

Son pocos los entrenadores que realmente se han capacitado en alguna institución seria, con planes de estudio bien estructurados y con profesores preparados.

 

La actitud también es sumamente fundamental, no importa si el entrenador está muy preparado o no, si toma una actitud de “diva” que no les permite ofrecer el servicio que el cliente, socio del gimnasio, usuario o como le quieran llamar.

 

Cuántos son los que se pasan el día entrenando y viéndose en el espejo, creyendo que le están haciendo un gran favor al mundo al permitirle observar esa maravilla de ser, que se recrea entre poses y contracciones musculares.

 

Al que no se le puede preguntar qué hacer porque se siente ofendido si se le interrumpe o aquél que con tal de quitarse de encima a “otro incómodo cliente” lo manda a hacer dos horas de bicicleta…

 

¡Ah, pero que no se trate de la chica bonita a la que se quiere ligar porque en ese caso cinco horas de atención personal son pocas!

 

O quizás aquel otro que al no tener ni la más mínima idea de lo que hace le pone la misma rutina de (3 series de 10) a obesos, delgados, altos y bajos, pero eso sí, lo dice con tal seguridad que hasta se le cree.

 

También pudiera ser que el entrenador tenga la mejor actitud, pero si no se tienen los conocimientos suficientes, se pude llegar a lesionar a una persona hacerla perder años de su vida en rutinas mal diseñadas que nunca logran los objetivos.

 

4.- MOTIVACIÓN:

 

La única gente que puede lograr algo, tanto en la vida como en el aspecto del ejercicio, es la que tiene motivación y es una de las obligaciones como entrenador personal, ofrecer la motivación suficiente para que logre sus metas personales. Esto principalmente es producto de la experiencia.

 

5.- PRESENCIA:

 

Hay un dicho que dice para  ser torero hay que parecer torero. No se puede pretender vender una imagen de salud que no se tiene. Esto no quiere decir que hay que ser un adonis, pero sí que para poder conocer de un tema hay que practicarlo. Además de un excelente estado físico, de salud y aspecto, se tiene que tener en cuenta la imagen personal.

 

Como te ven te tratan, un profesional debe vestirse como tal. El aseo y la higiene no tienen nada que ver con el dinero, una persona limpia siempre generara más respeto que una persona sucia y descuidada.

 

El hecho de cumplir estas reglas básicas no necesariamente garantiza el éxito, sin embargo es casi seguro que si no se cumplen, no se tendrá éxito.

 

seminario omega team CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN ENTRENADOR DEPORTIVO

 

Y si necesitas una ayuda, orientación, contacta a nuestra fanpage:

https://www.facebook.com/OmegaLabOficial?ref=hl