¿QUÉ SON LA GLUCOSAMINA Y EL SULFATO DE CONDROITINA?

POR Arturo Miranda Estrada (+ 52 1 473 459 2037)

 

Ambas son sustancias que se producen naturalmente en el cuerpo, presentes en el cartílago y que ayudan a mantener su elasticidad, lubricando las articulaciones.

Glucosamina:

La glucosamina es un aminosacárido que desempeña un papel importante en la formación y reparación del cartílago.

La glucosamina, como suplemento, se extrae de los crustáceos (como langostas, camarones o cangrejos).

Sulfato de condroitina:

El sulfato de condroitina forma parte de una molécula proteica grande (proteoglicano) que proporciona elasticidad al cartílago.

El sulfato de condroitina se extrae, en la mayoría de los casos, del cartílago de la tráquea de reses, pero en Japón también se lo extrae del cartílago de tiburón. Al igual que la glucosamina, se puede sintetizar en el laboratorio.

¿Qué hacen estos suplementos?

En estudios realizados principalmente en Europa, algunas personas con OA (osteoartritis) leve a moderada, que tomaron glucosamina o sulfato de condroitina, evidenciaron cierto alivio del dolor y un mejor funcionamiento de la articulación.

¿CÓMO SE TOMAN ESTOS SUPLEMENTOS?

–Si decides probar estos suplementos, los expertos recomiendan tomar la cantidad utilizada en la mayoría de los estudios clínicos:

–Glucosamina: cápsulas, tabletas, líquido o polvo: 1,500 mg (miligramos) al día

–Condroitina: cápsulas, tabletas y en polvo, de 800 a 1,200 mg por día dividido en dos a cuatro dosis

-Si esta dosis alivia los síntomas, puede disminuir la cantidad gradualmente después de los primeros meses

-Puede tardar un mes antes de que notes cualquier mejoría

–Generalmente se recomienda ingerir la glucosamina y el sulfato de condroitina juntos, aunque no se sabe a ciencia cierta si la combinación surte un mejor efecto que el uso individual de cada sustancia.

–Debes planificar el consumo de los suplementos junto con los medicamentos que tomas actualmente durante 6 a 8 semanas. Si el dolor baja, consulta a tu médico si debes disminuir o interrumpir los otros medicamentos durante un tiempo, para verificar si se realiza algún cambio en los niveles de dolor y rigidez.

–Si luego de cuatro a seis meses no notas ningún cambio en los síntomas, probablemente los suplementos no te proporcionen ningún alivio. Algunas personas pueden experimentar un alivio parcial utilizando los suplementos, pero posiblemente deban seguir tomando los medicamentos para un alivio completo.

 

GLUCOSAMINA Y SULFATO DE CONDROITINA ¿QUÉ SON LA GLUCOSAMINA Y EL SULFATO DE CONDROITINA?

 

PRECAUCIONES

Los niños, las mujeres embarazadas y las mujeres que pueden quedar embarazadas no deben tomar estos suplementos. Estas sustancias no se estudiaron lo suficiente como para determinar los efectos que pudieran tener en un feto en desarrollo o en un niño.

Las personas que presenten las afecciones enunciadas a continuación deben ser cautelosos con estos suplementos:

GLUCOSAMINA:

-Diabetes, dado que la glucosamina es un aminosacárido, los diabéticos deben controlar los niveles de azúcar en sangre con más frecuencia al tomar estos suplementos.

-Individios bajo anticoagulantes como warfarina (Coumadin) en combinación con clorhidrato de glucosamina con o sin condroitina deberán abstenerse de ingerir el suplemento.

-Alergia a los mariscos, si es alérgico, consulta a tu médico antes de comenzar a tomar glucosamina. En la mayoría de los casos las alergias son causadas por las proteínas que se hallan en los mariscos, no por la quitina, carbohidrato del cual se extrae la glucosamina.

-Glaucoma, un nuevo estudio sugiere que las personas con este trastorno o con hipertensión intraocular podrían empeorar la presión del ojo si toman glucosamina. Otros efectos secundarios son aumento de triglicéridos y colesterol.

SULFATO DE CONDROITINA:

-Este suplemento puede incluir componentes de estructura similar a la heparina, fármaco anticoagulante, por lo que ingerirlo junto con un AINE, como por ejemplo, la aspirina, podría aumentar el riesgo de hemorragia. En este caso es aconsejable tomarse el tiempo de protrombina y coagulación con más frecuencia.

-Ciertas tabletas pueden contener niveles altos de manganeso (Mn), lo que podría provocar envenenamiento del sistema nervioso a largo plazo (si sobrepasa 11 mg Mn/día). Además, como la condroitina proviene de ganado bovino, existe la posibilidad remota de contaminación asociada a la enfermedad de las vacas locas.

-Si eres alérgico a las sulfonamidas, evítalo, o empieza con dosis pequeñas de condroitina y está alerta a los efectos secundarios. Otros efectos son diarrea o estreñimiento.

SÍGUENOS EN NUESTRO FANPAGE DE FACEBOOK

Comentarios: