CONCEPTOS BÁSICOS DEL DEPORTE QUE DEBES DE SABER

  • Por: MD Latino
  • April 27, 2018
  • 0 Comentarios

 

omega team motivacion CONCEPTOS BÁSICOS DEL DEPORTE QUE DEBES DE SABER

Los músculos del cuerpo humano no sólo sirven para hacer nuestro físico atractivo, como todo en nuestro cuerpo, tienen una función específica.

Los músculos esqueléticos, en conjunto con los huesos, nos permiten movernos y dan soporte a nuestro cuerpo. Pero sabemos que todo puede fallar, éstas son las lesiones que afectan a los músculos, diferenciar cada una puede ser de bastante ayuda para su tratamiento:

CALAMBRE:

Es una contracción involuntaria y dolorosa del músculo, puede durar segundos e incluso horas, pero es momentáneo. Se puede deber a un esfuerzo excesivo, cambios bruscos de temperatura o déficit de vitaminas y/o minerales. En el momento es necesario detener la actividad, puede ayudar refrescar el músculo con agua fría, dar un masaje, hacer estiramientos suaves y tomar alguna bebida isotónica.

En casos recurrentes es necesario acudir con un especialista que nos ayude a determinar si se trata de una carencia de vitaminas y minerales para implementarlo en nuestra dieta y con suplementación.

CONTRACTURA:

Es una contracción duradera del músculo sin ruptura del tejido muscular, tal como lo es el calambre, pero ésta perdura. Se debe a una sobrecarga o sobreuso muscular, por una postura incorrecta o por una lesión primaria adyacente a la zona afectada, así como a una incorrecta alimentación e hidratación.

Se presenta tensión y dolor consistente, pero menos intenso que el del calambre, puede palparse la zona endurecida. Para su tratamiento es necesario días de reposo, antiinflamatorios, relajantes musculares y terapia con ultrasonido y electroterapia antiálgica.

AGUJETAS:

Son rupturas de las microfibras musculares ocasionadas por un trabajo que el músculo no está preparado para recibir, por ejemplo cuando realizamos ejercicio después de mucho tiempo de no haber realizado, posteriormente, tras la recuperación del músculo, dará lugar a la hipertrofia muscular.

Se presenta con dolor y dificultad para realizar ciertos movimientos. El descanso, la alimentación y un baño de agua tibia pueden solucionar el problema que dura entre 12 y 48 horas.

TIRÓN:

Se produce cuando el estiramiento del músculo es muy intenso, dando lugar a una contracción muscular brusca contra resistencia y produciéndose la rotura de fibrillas musculares. Produce impotencia muscular y dolor intenso localizado que se presenta tanto en reposo como en movimiento.

Se debe detener la actividad y durante los primeros tres días debes colocar hielo durante 20 minutos, cada 3 ó 4 horas de ser posible. Puedes tomar un fármaco antiinflamatorio que te recete tu médico, colocar una venda no muy apretada y, si es en la pierna o pantorrilla, mantenerla elevada si estás sentado o acostado.

DESGARRO O RUPTURA FIBRILAR:

Se produce cuando un músculo o tendón se estira demasiado y se rompe total o parcialmente, va acompañado de una hemorragia por la rotura de los vasos sanguíneos involucrados con el tejido afectado. Produce un dolor repentino y potente, pero momentáneo, y en su mayoría lo acompaña la aparición de un hematoma.

Se puede tratar mediante terapia fría o caliente, reposos, antiinflamatorios no esteroides y estiramientos ligeros cuando el nivel de dolor ya lo permita.

ESGUINCE:

Es una lesión como el desgarro, pero localizada en un ligamento. Cuando el ligamento que rodea las articulaciones se estira demasiado se rompe provocando dolor de la articulación e inflamación. Se recomienda aplicar hielo y tomar algún antiinflamatorio y analgésico, pero sabemos que, como todas las lesiones, tiene grados y siempre es más conveniente acudir con un especialista.

CONTUSIÓN:

Ocasionada por la agresión de un agente externo que choca contra el músculo y lo comprime contra la estructura ósea. Aparte de la lesión muscular, el golpe ocasiona un edema inflamatorio (acumulación de líquidos). Provoca una rotura y hemorragia profunda.

Se recomienda actuación inmediata en la fase inflamatoria mediante reposo, hielo, compresión y elevación; pasadas las 72 horas el objetivo será promover la absorción del hematoma y normalizar lo antes posible la función en la estructura lesionada.

ELONGACIÓN:

Es una tensión muy próxima al desgarro muscular. Es debida a un estiramiento demasiado importante de un músculo. Suele ser causada por un esfuerzo muscular o por un mal movimiento y es localizada y dolorosa a la vez. Se manifiesta principalmente por la aparición de un dolor durante el esfuerzo o inmediatamente después de éste.

El dolor se percibe al palpar el músculo y cuando el músculo afectado se contrae. El dolor también puede acompañarse de rigidez y de una incapacidad funcional. El músculo no se hincha y no aparece equimosis. Se recomienda interrumpir la actividad física y aplicar hielo en la zona afectada durante 30 minutos. También se aconseja tomar un analgésico para aliviar el dolor.

Es conveniente consultar con un médico con el fin de que pueda determinar el tipo de lesión y el tratamiento adecuado.

Es importante mencionar que cada cuerpo reacciona diferente y requiere de tratamientos distintos, de igual manera la gravedad de las lesiones puede variar. En la mayoría de los casos se puede recudir el riesgo de sufrir una lesión muscular mediante el calentamiento y estiramiento previos a la actividad física.

ENVÍANOS TUS DUDAS Y COMENTARIOS EN NUESTRO FANPAGE

Comentarios: